Café sin leche

Un piso, tres amigos. Ese momento de la veintena en el que puedes permitirte fallar y coger el tren equivocado. Pero, ¿qué ocurre si añaden un cuarto y atractivo número a la ecuación?

Trailer

De repente te das cuenta de que sientes algo por la misma chica que tu compañero de piso. Entonces tienes un problema.