default background

Curso Completo de VIBRATO en Cello 2ª Parte

Seguimos aprendiendo cómo hacer vibrato en cello. En esta clase, vamos a practicar ya el vibrato propiamente dicho sobre las ...

Show more
  • 13
  • 0

Description

Seguimos aprendiendo cómo hacer vibrato en cello. En esta clase, vamos a practicar ya el vibrato propiamente dicho sobre las notas del violonchelo, atendiendo a la total relajación de la mano y en especial de los dedos. Si habéis hecho correctamente los ejercicios anteriores, ahora vamos a repetirlos dejando cada dedo fijo ya sobre las notas, sin deslizarlos. Lo que vamos a trabajar y dominar es que la articulación de unión del dedo con la palma de la mano sea dúctil, relajada. Tenemos que evitar el movimiento agarrotado, así, y fijarnos en este desplazamiento (dedo desplazándose). Para conseguirlo, tenéis que sentir que el único punto fijo e inamovible es el del dedo en la cuerda. Desde ahí, todo es como de goma. Usaremos el metrónomo a 60 para tener una referencia de velocidad y durante los dos primeros días diremos las frases de "el-vi-bra-to rápido", "el-vi-bra-to lento" con los 4 dedos fijos por orden y tocando la cuerda adyacente, no la que estamos usando para posicionar los dedos. Así vamos a ir automatizando el movimiento pero siempre controlado. Podéis empezar más lento e ir subiendo la velocidad poco a poco. Trabajaremos así un par de días, en sesiones de entre 15 minutos y media hora, descansando entre medias para no saturarnos y viciar nuestro oído. El resto de la semana haremos lo mismo pero ya con el arco sobre la cuerda, con los 4 dedos, prestando atención a la relajación de toda la mano. Trabajad en las 4 cuerdas en primera posición. Como siempre, el tiempo es solamente una referencia orientativa, trabajad lo que os sea necesario el tiempo que haga falta. Simplemente no espaciéis demasiado las prácticas, y no hagáis cosas raras y contraproducentes. Si queréis tocar obras o estudios, hacedlo sin vibrar o corréis riesgos muy serios de adquirir vicios permanentes que os arruinen el vibrato. ¡Trabajad de forma cuidadosa y ordenada! Como medida de comprobación antes de pasar a la siguiente clase, mirad si estáis manteniendo en todo momento la relajación de toda la mano, pulgar incluido, y que el vibrato os sale de forma controlada, sin trompicones, siempre estable y fluido. Cuando así sea, ¡enhorabuena! Ya estaréis listos para pasar a la siguiente clase. ¡Allí os estaré esperando!

Share