default background

Curso Completo de VIBRATO en Cello | 5ª Parte: Consideraciones Finales

Ya sabemos vibrar con este curso completo de vibrato en todas las posiciones del violonchelo y con todos los dedos. ...

Show more
  • 48
  • 0

Description

Ya sabemos vibrar con este curso completo de vibrato en todas las posiciones del violonchelo y con todos los dedos. Bien, ¿ya hemos terminado el trabajo y estudio del vibrato en cello? En absoluto, esto es solo el comienzo. Si queréis saber lo que nos depara el estudio del violonchelo referente a esta disciplina a partir de ahora, quedaos conmigo en esta clase final del curso completo de vibrato que os lo voy a contar. Antes de cerrar el curso quiero contaros algunas consideraciones finales que debéis tener en cuenta respecto al vibrato a la hora de aplicarlo a vuestras obras y estudios. En lo referente a la estética, pensad que dependiendo del periodo artístico de la obra se utilizan diferentes vibratos. En el barroco, por ejemplo Bach, se usa un vibrato más comedido, mientras que en el periodo romántico se suele usar un vibrato más apasionado e intenso. Escuchad mucha música para ir adaptando vuestra estética musical a cada periodo artístico con propiedad. Respecto a cuestiones técnicas, considerad siempre que en los sonidos fuertes el vibrato puede ser más rápido y más abierto, mientras que en los sonidos más débiles, en los finales, el vibrato se irá haciendo más cerrado y tranquilo. Si hacemos un vibrato rápido pero cerrado, poco amplio, sonará nervioso y estridente, y si hacemos un vibrato lento y muy abierto, sonará feo, con efecto sirena de bomberos. Como medida de control sobre vuestro vibrato, para garantizar que siempre sea de calidad y no se vicie, grabaos con frecuencia. Cada vez que acabéis un estudio u obra, grabadla en el móvil, escuchadla, y así podréis detectar si algo no está quedando bien respecto al vibrato. No os encasilléis, tratad de hacer diferentes intensidades de vibrato para que con el tiempo no se os quede plano y relegado a una única velocidad y apertura. Cuando hagáis escalas, tratad de hacerlas CON y sin vibrato. Sin vibrato para practicar afinación, cambios, ya que el vibrato desafina la nota y lo complica todo. Trabajad por separado cada dificultad. Y con vibrato para practicar diferentes velocidades, aperturas e intensidades. Tratad de cambiar de vibrato en una misma nota larga, por ejemplo el inicio del Ave María de Gounod (tenéis el ejemplo en el vídeo). Todo esto siempre con el objetivo de tener vuestro vibrato bajo el control de vuestra voluntad y que no se quede en piloto automático tomando él el control de nuestra música. Nunca dejéis de manejar y practicar el vibrato a vuestro antojo. Y, por supuesto, aquí me tenéis siempre para cualquier duda que os pueda surgir. Espero que os haya resultado muy útil el curso y que os proporciones un vibrato controlado, relajado y bello. Os animo a que me contéis vuestros éxitos en los comentarios, que me hará mucha ilusión saber si os ha resultado de ayuda. Suscribíos al canal si no queréis perderos el resto de mis lecciones y... ¡me despido ya con un enorme abrazo sinfónico hasta la próxima!

Share